“Los comerciantes deben animarse a ofrecer más tipos de destilados”

Luis-Felipe-Cruz

El reconocido bartender Luis Felipe Cruz comentó la actualidad de la coctelería nacional y reflexionó sobre los licores qué están de moda. El whisky y el gin deben estar en el stock de todo local”, aseguró.

Ad portas de un nuevo Día del Padre, la búsqueda de un regalo especial para el rey del hogar comienza, y un buen trago es una opción que lidera las preferencias de muchos. Por esta razón es que las distintas botillerías y distribuidoras miran tendencias más actuales y se aprestan a recibir a sus clientes con distintas ofertas.

“Actualmente, las tendencias mundiales son el gin y el whisky, estos llevan la batuta. Ambos están entrando muy fuerte en la coctelería internacional y eso también llega a Chile'; reflexionó Luis Felipe Cruz, destacado bartender y quien constantemente marca pautas para el mercado local.

“Hoy estamos ante un paradigma de cambio: el mezclar destilados con productos locales y aprovechar todo al máximo posible. Sacar el jugo de un limón, la cáscara, y aprovecharlo todo”, indicó Cruz, sumando a ello las tendencias ecológicas.

“Actualmente, el comercio

debe pensar en bombillas de bambú, vasos metálicos y que generen residuos lo menos dañinos posibles'; añadió.

El sommelier profesional contó que la industria de la coctelería está cada vez más relacionada con la cocina. Por lo mismo, hizo un llamado a los botilleros a renovar su oferta para este Día del Padre. “El cliente chileno se está atreviendo más, y los comerciantes deben animarse a ofrecer más tipos de destilados”, fue su conclusión.

“Está bien que en el mostrador estén el pisco, el vino, pero hoy el chileno viaja más, ha probado otras cosas y las quiere hacer para compartir con sus amigos y sorprender al resto. Está el caso del Aperol, que en Europa estaba muy fuerte y acá se metió con todo. El Gin Tonic y los mixes con este destilado están marcando tendencia y ahí está la diferencia que se puede hacer, el ofrecer al cliente un producto que a veces está al fondo del mostrador y ahora puede tomar protagonismo'; explicó el experto.

La otra clave importante será entender que el alto grado alcohólico está en proceso de retirada, y son las preparaciones lo que está entrando de manera potente. “Ha cambiado la cultura. Hoy se hacen tragos más elaborados y eso abre un montón de posibilidades a quienes estamos en este rubro”, finalizó.

GIN

El gin tiene su origen en el siglo XVII en Países Bajos. Tal y como en Chile es el vino el que la lleva, en Holanda es su trago nacional. La mala vida llevó a un reconocido doctor a buscar una medicina en base a cebada, centeno, bayas de enebro y maíz.

La ginebra y el gin no son lo mismo. Tienen pequeñas diferencias en su composición: la ginebra utiliza aguardiente obtenido de la cebada malteada, mientras que el gin usa cebada sin maltear. Otra distinción es que no poseen los mismos elementos de aromatización.

Estos licores se pueden mezclar con agua tónica, coca cola, limón y hasta con naranja.

WHISKY

Sin duda que es uno de los tragos más populares en Chile en la actualidad. El whisky tuvo su origen en China a finales del siglo XIII, y se inventó en la búsqueda incesante de una medicina para la fiebre bubónica.

Sin embargo, su real popularización se dio cuando los escoceses mejoraron su receta: aplicaron la malta en su justa medida y lo dejaron destilar con la mayor tecnología de la época.

Hoy en día el whisky se conforma con agua y malta de cebada, y posteriormente la fermentación por mínimo 3 años. Aunque también existe otro tipo de whisky, el cual tiene los mismos ingredientes que el anterior, con la diferencia que la cebada no se maltea y se le agrega maíz.

Si bien los más clásicos prefieren beber este trago solamente con hielo, el whisky se puede mezclar con bebidas blancas, negras, con soda, agua de coco y té verde, entre otros.

WHISKEY DE BOURBON

El whiskey de Bourbon es un trago exclusivo de Estados Unidos. Este se elabora igual que un whisky tradicional en base a maíz, con la diferencia que se añaden otros ingredientes como trigo centeno y se madura en barricas de roble nuevas o tostadas.

Su origen se dio en Kentucky, en el siglo XVIII, tras una recolección importante de maíz de parte de los residentes del lugar, el cual no pudieron exportar debido a la gran cantidad.

Este trago gringo se puede beber solo, o mezclar con melocotón, limón o bebidas gaseosas.

VODKA

Este famoso destilado tiene su origen en Polonia, por alrededor del 1400. Está compuesto de granos y otras plantas ricas en almidón, como centeno o trigo. Su alto grado de alcohol (alrededor de 4o°) lo convierte en un trago perfecto para pasar las bajas temperaturas de los países nórdicos de Europa, como Estonia, Finlandia, Letonia, Noruega, Rusia, Suecia, etc. Hoy en día existen muchas variedades con diferentes sabores. Principalmente se mezcla con jugos o agua tónica, pero también se utiliza mucho para hacer tragos con bebidas energéticas o gaseosas blancas.

JAGERMEISTER

El Jágermeister es un trago nacido en Alemania que tuvo su origen en la primera mitad del siglo XX. Es un licor amargo, compuesto y endulzado en base a 56 hierbas diferentes, entre las que se encuentran el anís, jengibre, entre otras. Necesitan alrededor de un año de destilación en barricas de roble.

Si bien este trago nació como una bebida para las familias reales, tal ha sido su popularidad que a finales de los 90 se masificó en todo el mundo a clases medias y bajas.

Una preparación muy conocida del Jágermeister es con bebida energética. Sin embargo, también se suele mezclar con agua tónica, melón, limón, té, y bebidas cola.

FUENTE: La Cuarta – Comerciante