Nuevos aceites de pepita de uva con sabores

Aceite-Merkén

Una novedosa línea de aceites gourmet, hecho en base a pepita de uva de origen nacional, es la propuesta de Valles de Chile, que cuenta con 5 productos actualmente en el mercado: Gourmet, Tradicional, Merkén, Pesto y Ají Lima.

Se trata de un aceite muy versátil, que permite utilizarse en la elaboración de diferentes alimentos debido a que su suave y leve aroma, permite destacar los sabores naturales de los ingredientes, como también poder freír de manera más saludable.

“Las semillas de uva seleccionadas que dan origen a nuestro aceite, se obtienen luego de la elaboración de los diferentes vinos chilenos; éstas son recibidas en nuestra planta y se obtiene la materia grasa contenida en sus semillas resultando nuestro aceite como consecuencia de este proceso”, explica Luis Enrique Ruiz, gerente de negocios de Valles de Chile.

El aceite de pepita de uva es libre de gluten y una buena fuente de Vitamina E, ya que posee 3,9 milígramos de ese nutriente, lo que representa alrededor de un tercio del requerimiento diario para los adultos y al mismo tiempo, duplica la vitamina E que contiene el aceite de oliva.

Asimismo, contiene aceite linoleico (omega 6), ácido graso esencial que nuestro organismo no puede producir y lo obtiene a través de la alimentación. Cabe destacar que el ácido linoleico (76%) y el linolénico, también llamados omega 6 y omega 3, son ácidos grasos esenciales muy importantes en la síntesis de prostaglandinas, sustancias necesarias para reducir el aumento de las plaquetas y para reducir cualquier tipo de inflamación.

Además no contiene colesterol y por sus componentes, ayuda a aumentar el “colesterol bueno” (HDL) y reducir el “colesterol malo” (LDL) y los triglicéridos; siendo así un aliado en la conservación de la salud cardiovascular y en la prevención de hipertensión, obesidad y diabetes. Lo anterior difiere del aceite de oliva, que sólo tiene un alto contenido de ácido oleico (omega 9), que nuestro organismo lo sintetiza de los alimentos. Otro aspecto destacable, es que el aceite de pepita de uva es apto para freír y cocinar por su punto de humo 216 ºC, mientras que el aceite de oliva solo llega a 160 ºC.

Valles de Chile nace hace 3 años y se elabora en su planta ubicada en la comuna de Maipú. Cuenta con 200 empleados, los cuales trabajan en producción, control de calidad, certificaciones, administración y comercialización.

“Contamos con un equipo muy capacitado en cada una de las áreas, lo que nos ha permitido conseguir importantes certificaciones para poder acceder y cumplir con las exigencias de controles de proceso, como homologar nuestros stándares de calidad en los diferentes mercados internacionales -agrega el profesional-. Hemos realizado importantes inversiones en contratación, capacitación y equipamiento para poder respaldar los compromisos contraídos con nuestros clientes y contamos con un laboratorio para otorgar la seguridad a todos los productos que elaboramos”.

Actualmente los aceites Valles de Chile se venden a lo largo de todo el país en la cadena Jumbo y a través de la página web www.vallesdechiletienda.cl