Miguel Torres lanza primer vino plantado en terrazas de piedra laja de Chile

Escaleras-de-Empedrado

Uno de los proyectos más ambiciosos de Miguel Torres finalmente se hace realidad. Se trata de “Escaleras de Empedrado” el primer Pinot Noir de Chile plantado en terrazas de piedra laja y cuyo tipo de suelo se asocian a vinos de mayor valor y únicos del mundo.

El ambicioso proyecto nace en 1995, cuando la viña inició en Chile la búsqueda de piedra laja para cultivar y producir vinos de gran personalidad y al estilo de los grandes mostos del Priorato. “Era un reto con muchas interrogantes pero decidimos asumir el riesgo y este 2015 se concreta nuestro sueño, después de 20 años de esfuerzo, con la venta de Escaleras de Empedrado, uno de nuestros proyectos más importantes y que esperamos lidere los vinos únicos y de prestigio de Chile”, señala Miguel Torres Maczassek, Director General de Bodegas Torres.

Posteriormente el año 2001 y después de arduas investigaciones, Fundo Empedrado se sumó a las propiedades de la Familia Torres en Chile. Situado cerca de Constitución a 180 Km. hacia el sur de Curicó, este fundo de 369 hectáreas es el resultado de años de búsqueda de suelos de pizarra, conocidos como “piedra laja” en Chile y “licorella“ en Cataluña.

“Tras varios años de investigación en la zona de Empedrado, finalmente decidimos producir allí un Pinot Noir especial y único. Nunca antes se había plantado una cepa en este tipo de superficies en Chile, situación que lo hace especialmente interesante”, comenta Miguel hijo.

Empedrado es la primera plantación en terrazas y sobre suelos de piedra laja que se trabaja en Chile. Por las características del terreno la mayoría de los trabajos se realizan manualmente, sin embargo, este arduo trabajo se ve recompensado con sus vinos de altísima calidad e incomparable frescura que solo este tipo de suelos producen.

“La particularidad de este tipo de piedra es que permite un alto nivel de drenaje y acumula la radiación solar mantenido un mesoclima caluroso, (por el color negro de la “piedra laja”) y en consecuencia, se obtienen rendimientos bajos, con una gran concentración”, señala Fernando Almeda, Director Técnico y Enólogo a cargo del proyecto.

Desde los inicios del proyecto han pasado más de 20 años, y recién en la vendimia de 2012 se logró cosechar el primer Pinot Noir. Un proyecto que tuvo diez años de retraso con respecto a lo que habría sido ideal, esto principalmente causado por dificultades relacionadas con la falta de experiencia en la zona, y la voracidad de la fauna local; pájaros, que incluso, en algún momento acabaron con casi toda la fruta.

La nueva D.O Empedrado definida por la Ley chilena a partir del año 2011 y que regula el origen de los vinos del país, reconoce las características geográficas y climáticas de esta zona que ayudará a posicionar a los vinos de alta gama de Chile como los más reconocidos del mundo.