Potro De Piedra, elegido el mejor tinto de Chile

Potro de Piedra de Viña Requingua, fue elegido el Mejor Tinto del Certamen entre todas las muestras de más de 600 vinos nacionales.

Viña Requingua una vez sorprende por su calidad y consistencia; esta vez en Catad’Or W Santiago Wine Awards, la más importante competencia de vinos y licores nacionales en Chile, con una tradición de 18 años de existencia.

Su Reserva de Familia, Potro de Piedra, Cabernet Sauvignon 85% – Cabernet Franc 15%, de cosecha 2010, fue elegido El mejor tinto de Chile, título que recibió tras ser degustado y evaluado por un panel de cata de exigentes jurados, conformado por expertos de Brasil, Estados Unidos, México, Canadá, Colombia, Venezuela, Perú, entre otros. Además sus vinos Puerto Viejo, Cabernet Sauvignon 2012 y Toro de Piedra, Late Harvest 2012, recibieron Medalla de Oro, ratificando la calidad que los ha convertido en los vinos de Viña preferidos por los consumidores nacionales.

El Mejor Vino Tinto de Chile, Potro de Piedra Cabernet Sauvignon-Cabernet Franc proviene de viñedos con más de 50 años del cuartel San Simón, en la ladera del Fundo Requingua, en Sagrada Familia, en el corazón del Valle de Curicó. Su nariz es intensa y deliciosa, con notas a frutas negras, frutilla madura, mermelada, higo seco, ciruela, eucalipto, cacao amargo y café; y destaca por una boca amplia, cremosa, con final estructurado y largo, con deliciosas notas a café y ciruela seca.

Puerto Viejo, Cabernet Sauvignon 2012 también proviene de viñedos con 15 años de vida, de una zona de pedregosos suelos profundos de Sagrada Familia, a sólo 80 kilómetros de la Costa Curicana, donde el viento costero mitiga el calor del verano y permite la lenta maduración de las uvas; dando como resultado un vino fresco y redondo, de taninos firmes y final tostado. Un imperdible para acompañar un asado de tira con hierbas aromáticas.

En tanto, Toro de Piedra, Late Harvest Sauvignon Blanc/Semillón 2012 nace en un solo cuartel, en el que ambas variedades están mezcladas, sobre un suelo arcilloso profundo, ubicado en la parte baja y húmeda del Fundo Requingua donde la botrytis “noble” se desarrolla de manera privilegiada debido a la alternancia de las neblinas de la mañana y el sol del medio día. Un vino de cosecha tardía color amarillo oro que encanta a primera vista, y que al degustarlo vuelve a cautivar por su intensa nariz de durazno, nuez, almendra y miel, y su boca amplia y equilibrada gracias a una buena acidez. Perfecto para acompañarlo con quesos.

Los tres premiados vinos pueden adquirirse en la cadena de tiendas La Vinoteca.